Jengibre Con Limón: 5 Razones Por las Que Debes Tomarlo

¿Estás buscando una forma de impulsar tu sistema inmunológico? ¿Qué tal una bebida que pueda aliviar el estrés? Bueno, si estás sosteniendo una taza de té de jengibre con limón en la mano, ¡estás en el camino correcto!

¡Dulce, picante y una de las mejores bebidas que se puede tomar durante el invierno, este té está lleno de poder con algunos increíbles beneficios para la salud y el cuidado del cuerpo también!

Los limones son una excelente fuente de vitamina C que puede curar heridas y preservar la fortaleza de los huesos y los dientes.

En el inicio del resfriado y la gripe, el té puede actuar como un eficaz anti-biótico.

Los bioflavonoides que contienen los limones contribuyen a prevenir que las células cancerosas crezcan y se generalicen.

Los antioxidantes en estos cítricos ayudan a reducir la inflamación y los síntomas de la artritis.

Jengibre Con Limón Para que Sirve

jengibre con limón y canela
jengibre con limón

En este post va conocer exactamente para qué sirve el jengibre con el limón cuales sus grandes beneficios para nuestro organismo.

  • Aumenta la inmunidad del cuerpo

Entre los beneficios de su consumo está su capacidad de elevar los niveles de protección de tu sistema inmunológico, es decir, que refuerza la inmunidad de tu organismo.

De este modo, las propiedades antioxidantes del cítrico se unen a las que posee el jengibre, optimizando tu salud.

  • Proporciona alivio instantáneo contra las náuseas y la indigestión

Los vómitos y las náuseas suelen aparecer como síntomas de un trastorno corporal. El té de limón y jengibre proporciona el mejor mecanismo de alivio.

También Debes Leer  Propiedades del Jengibre: Beneficios que Pueden Sorprenderte

Además, si tienes una tendencia a marearte, puedes tomar una taza de este té antes de viajar para evitar las náuseas.

Igualmente puede contribuir a curar los vómitos relacionados con la quimioterapia y el embarazo, lo cual es un gran alivio durante ese período. Calma el dolor y la inquietud de un malestar estomacal.

El jengibre y el limón en el té reducen las posibilidades de acidez estomacal e indigestión.

Hace que la comida sea mejor absorbida por el cuerpo y evita eructos e hinchazón después de comer demasiado. Mejora tu apetito también.

  • Disminuye los efectos de la diabetes

Nuevas investigaciones han arrojado luz sobre el hecho de que beber este té a diario puede reducir el daño renal que ocurre debido a los efectos de la diabetes.

Los altos niveles de zinc que se encuentran en el jengibre juegan un papel primordial en la producción y secreción de insulina.

Es la insulina la que controla los niveles de azúcar en la sangre y mantiene la diabetes bajo control.

Otros efectos nocivos de la diabetes como la presión arterial, problemas cardíacos, etc. pueden contrarrestarse con los antioxidantes presentes en la bebida.

  • Es una bebida única para obtener una piel perfecta y un gran cabello

Como se mencionó anteriormente, el té es rico en antioxidantes y vitaminas que son beneficiosas para una piel, cabello y salud perfectos.

La bebida ayuda a mejorar su digestión y lo guía hacia una piel suave y sin defectos.

Las propiedades antibacterianas y antisépticas protegen tu piel de infecciones. Para un cabello fuerte y hermoso, el té te proporciona una ayuda natural.

La vitamina A y C se recomiendan en abundancia para quienes tienen problemas de cabello, ya que combaten la producción de DHT en el cuero cabelludo que a su vez desencadena el crecimiento del cabello.

Una bebida rica en vitaminas y antioxidantes como el té de limón y jengibre te ayudará a superar los problemas del cabello de una manera absolutamente natural y sencilla.

  • Es la bebida adecuada para la pérdida de peso

Los niveles altos de azúcar en la sangre provocan antojos de carbohidratos y alimentos grasos.

El jengibre con limón te ayuda a normalizar estos niveles de azúcar que, de lo contrario, pueden afectar tu capacidad para perder peso o para comer alimentos saludables.

El jengibre también mejora la absorción de grasa y evita que se acumule en tu organismo.

La capacidad antiinflamatoria de ambos ingredientes previenes que sufras alguna hinchazón y estimulan la acción hepática, posibilitando la pérdida del peso extra.

A esto se une el efecto calmante del aroma a limón, que te ayuda a controlar el estrés.

¿Cómo se hace el té de jengibre y limón?

Si te preguntas cómo preparar el té de limón y jengibre, toma nota de lo siguiente, así conseguirás cómo hacer té fresco de jengibre y limón.

Aunque esta receta clásica se llama té, en realidad es una infusión de jengibre fresco y limón, aparte de lo saludable que es y lo suave que es consumirlo.

Para preparar 4 tazas, vas a necesitar:

  • 4 tazas de agua filtrada
  • Jengibre de 2 a 3 pulgadas, en rodajas
  • Jugo de 1 limón grande (o más, al gusto)
  • Edulcorante de elección (stevia, agave, miel cruda, etc.) al gusto, opcional
  • Rodajas de limón fresco (de un limón adicional) para servir, opcional

Combina el agua y el jengibre en una olla grande y deja que hierva. Retira del fuego. Añade el jugo de limón y deja reposar al menos 20 minutos; 30 minutos es aún mejor.

Si lo sirves de inmediato, es posible que desees refrescar suavemente a tu gusto.

O bien, puedes dejarlo más tiempo, dejando que el sabor del jengibre se vuelva más pronunciado.

Endulza a tu gusto con edulcorante de elección o deje que cada quien prepare el suyo.

¿Cómo hacer té de jengibre con miel y limón?

Usando té verde como base, corta finamente la raíz de jengibre e infúndela en agua hirviendo durante veinte minutos. Esto ayuda a transferir los ingredientes activos al líquido.

Agregar dos cucharadas de jugo de limón y miel o stevia a la mezcla ayuda a endulzar el té y contrarrestar los efectos picantes del jengibre.

Se puede servir frío o caliente, ya que los efectos revitalizantes son los mismos. La decisión dependerá de tu gusto o preferencia al respecto.

Esta bebida puede refrescarte mientras te beneficias con sus propiedades medicinales.

¿Cómo se prepara la miel de jengibre?

Básicamente consiste en un proceso de maceración.

Para conseguir esta miel, debes lavar el jengibre, retirar su piel, cortarlo en pequeños trozos y colocarlos en un recipiente, preferiblemente de vidrio.

En general se recomienda contar con dos raíces grandes y 1 libra de miel natural.

Seguidamente añadirás es miel natural u orgánica en cantidad suficiente para llevar el recipiente, dejándolo actuar durante unas cuatro horas.

El consumo de este preparado se realiza mediante cucharadas, con las cuales consumirás entre dos y tres raciones diarias si deseas combatir el cáncer.

¿Cómo se prepara el té de jengibre con miel?

Retoma alguna de las recetas anteriores, obviando el jugo de limón o del cítrico que usualmente utilices para combinarlo y haz uso de miel para endulzarlo.

Esto puede evitar que ocurran enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

Si te sientes tenso o agotado, la bebida también puede ser un calmante eficaz para el estrés.

El fuerte aroma, el sabor picante y refrescante unido a los efectos analgésicos te proporcionan alivio y relajación de tu cuerpo y mente.

¡Pruébalo hoy y siéntete saludable y enérgico!

Sirva con o sin rodajas de jengibre y rodajas de limón fresco. También deja que la infusión se enfríe, y luego relájate para tomar una bebida fría.

Variación: Agrega una ramita de canela o dos a la cacerola con el jengibre con limón y ¡saborearás una exquisitez!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.